La muerte de Karl Lagerfeld, el último dictador de la moda, da paso a la era de las marcas

 

Antes del siglo XX la moda, como se entiende ahora, no existía. Sí que es cierto que la corte francesa dictaba el estilo para toda Europa, pero fue en el siglo pasado cuando comenzó la era de los diseñadores que imprimían en sus diseños su firma, su estilo y su creatividad. Esa época ha llegado a su fin con la muerte Karl Lagerfeld, el diseñador de Chanel, este martes a los 85 años. Y da comienzo la era de las marcas y los influencers. Ya no importa quién hace las cosas, sino cuál es su logo y quién las lleva.

 2019: en enero, no participa en los desfile de Chanel en París, algo inédito. Muere el 19 de febrero.
 

Charles Frederick Worth fue el que abrió la lata de la era de los diseñadores porque a finales del siglo XIX comenzó a firmar sus diseños y a presentar sus colecciones en maniquíes vivientes. Luego vino Paul Poiret que fue el primero en realizar una presentación de su colección para la prensa. A partir de ambos, fueron saliendo los grandes diseñadores que dominaron la moda del siglo XX. Antes de la Primera Guerra Mundial reinaron figuras femeninas como Coco Chanel, Madeleine Vionnet, Jeanne-Marie Lanvin o Lucy Christiana. Y durante el periodo de entreguerras y después de la Segunda, marcaron la senda diseñadores masculinos como Christian Dior, el español Cristóbal Balenciaga, Pierre Balmain, Hubert de Givenchy o Yves Saint Laurent. Una lista de hombres a la que hay que sumar a Coco.

Karl Lagerfeld resucitó Chanel

Este grupo de diseñadores construyeron lo que hoy entendemos como industria de la moda. Sin embargo, también fundaron las firmas de moda y lujo más importantes que sobrevivieron a ellos mismos o incluso se hicieron más grandes. Un ejemplo de ello es la marca Chanel, que en los años ochenta parecía que solo vendía perfumes hasta que Lagerfeld, apodado como el káiser, tomó las riendas de la casa francesa.

El diseñador alemán, que ya había sido el diseñador de otras firmas como Pierre Balmain, Jean Patou, Chloé o Fend,i asumió el reto de levantar Chanel y lo consiguió.”A Karl Lagerfeld le dieron la oportunidad de dirigir Chanel en una época en la que nadie se quería vestir de Chanel. Y lo qué hizo fue resucitarla. Coco fue la creadora pero él fue el padre. Chanel es lo que es gracias a él”, cuenta a este medio el diseñador Juan Avellaneda. En el mismo sentido, el también diseñador Lorenzo Caprile explica que “Lagerfeld tomó las riendas de la firma en los años ochenta y en diez años la puso en lo más alto”.

Karl Lagerfeld supo respetar el legado de Chanel

Esta labor de éxito la consiguió además respetando la esencia de la firma francesa. Charo Izquiero, directora de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, cuenta a este medio que lo que hizo este diseñador fue continuar el espíritu de Coco: “Fue de una gran generosidad e inteligencia que se siempre agradecerá el mundo de la moda y siempre será un ejemplo de cómo se puede continuar el espíritu de la marca con otro diseñador”.

En el mismo sentido, el diseñador Manuel García Madrid dice de Lagerfeld que fue “un referente donde la creatividad ha ido de la mano del desarrollo de negocio y donde ha sabido desarrollar una marca tan personal como Chanel sin eclipsar a su fundadora”.

Karl Lagerfeld, el último gran dictador de la moda

Lorenzo Caprile entiende, con el permiso de Giorgio Armani y Valentino Garavani, que con la muerte de Karl se muere la figura del gran dictador de la moda, ese artista que quiere dejar su seña en sus diseños y dicta lo que es moda. Asimismo, el también diseñador Paul García de Oteyza describe al alemán como un “grandísimo visionario, caballero de las artes, que comprendió hasta su último día la sociedad de su momento y se atrevió a tutelarla, elevando siempre el discurso del arte y de la moda”. También, Avellaneda mantiene que Lagerfeld supo perpetuar el estilo Chanel con grandes iconos como las perlas, el punto, las chaquetas y sus famosos trajes.

La era de las marcas e influencers

Estas cualidades pueden hacer de Karl el último gran diseñador del siglo XX. Sin embargo, lo que le hace que tenga esa figura es la tendencia que están llevando grandes firmas de lujo, que apuestan por la figura del director creativo que más que diseñador aporta su idea y su imagen. Un claro ejemplo es Virgil Abloh, el director creativo de Louis Vuitton que se hizo famoso por su trabajo como DJ y la firma de Off-White. Lorenzo Caprile entiende que la figura del gran diseñador no la veremos en décadas, aunque como en la moda todo vuelve, quizá al final de este siglo se podrá ver otra oleada de grandes diseñadores. Charo izquierdo por el contrario, cree quedan muchos grandes creadores detrás de grandes marcas: “Una de mis grandes reivindicaciones, también para este país, es que cada vez haya más marcas que tengan un gran diseñador detrás”, sentencia Charo.

“Siempre será un ejemplo de cómo se puede continuar el espíritu de la marca con otro diseñador”. Charo Izquierdo, directora de la MBFWM

Si en el futuro habrá más grandes diseñadores como Lagerfeld, el tiempo lo dirá. Sin embargo, las grandes firmas de moda se están enfrentando a un nueva sociedad donde de los seguidores de moda, a través del denominado streetstyle, o los influencers, a través de las redes sociales, son capaces de dictar moda. Y a una nueva industria de la moda donde  los gigantes del fast fashion son capaces de tutelar lo que la gente se pone sin el nombre de un gran diseñador detrás.

 

(Fuente: Yago Gantes – El Economista)