cover personner

Moises Nieto

AREA
1983-1987
157 Hudson Street in Manhattan, Nueva York.
La intensidad hecha club. La fugacidad hecha noche, descontrol y arte.
Era en ese antiguo almacén donde se recogían las celebridades de los 80s. Donde todo el mundo quería estar y a donde no todo el mundo podía acceder. Daba cabida a la cultura clubber y a la potente actividad artística que se gestaba por aquel entonces en el sur de la ciudad. La
exclusividad, la excentricidad y la mezcla eran los ingredientes perfectos para que ese cocktail mólotov detonara cada noche de miércoles a sábado. Su nombre revelaba un espacio donde cada
persona que entraba tenía un sitio para él mismo, no sólo físico, si no para cada una de sus sensaciones. Un espacio en el que se respiraba cambio, por lo que durante los cuatro años que permaneció abierto, sus instalaciones no duraban más de seis semanas iguales. El arte, uno de
los protagonistas de su éxito, era el encargado de hacer que ese espacio alternara; esa fue la clave: hacerle un hueco en un contexto caprichoso y extravagante. Allí se pudo ver a Diana Vreeland haciendo cola para entrar, a una jóven Madonna sobrepasada por los efectos del lugar
en la época que cantaba que era virgen, un Basquiat en el rol de DJ e incluso a un joven y todavía desconocido Marc Jacobs.
“For one of the windows, I ordered a pair of armadillos from somewhere in Texas. They kept the same schedule as the club: they slept all day and would eat and have sex all night.”
Eric Goode, co-fundador de Area

CONTACTO PRENSA
MONDOLIRONDO

CONTACTO COMPRADORES
sales@moisesnieto.com